El Gran Inquisidor. La Iglesia interpela a Cristo

 
 

María Cappa

Cualquier relato de Fiodor Dostoievski sirve como tema para llevarlo al teatro. En esta ocasión le toca el turno a El Gran Inquisidor. Una pequeña historia contenida en Los hermanos Karamazov. Esta extensa y densa novela le valió como excusa a uno de los genios del Realismo ruso para profundizar sobre el alma humana, sobre la fe y la razón, sobre la familia, sobre los recovecos más oscuros del interior del ser humano.

¿Qué hubiera pasado si Cristo existiera realmente y hubiera vuelto a la Tierraen pleno s. XV? ¿Qué habría pensado de lo que la Inquisición española estaba haciendo con Su palabra, con Su ejemplo? Dostoievski quiso dar un paso más allá al plantearse cómo habría reaccionado la Santa Madre Iglesia al verse descubierta por aquel que lo fundó mientras ejecutaba su cruel manera de concebir el cristianismo.

 Alicia Sánchez interpreta al que el propio autor de la obra describe comoun viejo de noventa años, alto, erguido, de una ascética delgadez. En sus ojos hundidos fulgura una llama que los años no han apagado. Ahora no luce los aparatosos ropajes de la víspera; el magnífico traje con que asistió a la cremación de los enemigos de la Iglesia ha sido reemplazado por un tosco hábito de fraile.” Herido en el orgullo, hace detener a Jesús, interpretado por Enrique Alcides, para después cuestionarle cómo osa a presentarse de nuevo en la Tierra para estropear el gran trabajo que ellos,la Iglesia, están haciendo con los hombres.

 Un hecho chocante es el de ver a dos actores sobre el escenario interpretando un monólogo. Alcides no responde. Sufre cada palabra del obispo de Sevilla como si fueran pequeñas dagas que se le clavan en el alma. Y su silencio enfurece y le da más cancha aún al inquisidor, que se regodea en su altanería con reproches cada vez más severos contra el que fundó la institución que alimenta su estómago, y sobre todo su poder.

 Si queréis conocer el pequeño relato de la gran obra en la que aparece, os dejo el link donde podréis leer El Gran Inquisidor. Pero si queréis experimentar la vergüenza que supone ver cómo el poder eclesiástico encara al mismísimo Cristo, cómo este se revuelve por dentro de ver en qué ha quedado su legado vais a tener que verlo en el Teatro Réplika. No solo merece la pena por la interpretación de Alicia Sánchez, ni por la vigencia de un texto que fue concebido hace más de un siglo. Por el mismo precio, podréis asistir a la representación de Noches Blancas cuya crítica publicamos ayer. Todo un regalo para los amantes de la literatura. Un verdadero placer para los amantes de la más bella de las mentiras.

The URI to TrackBack this entry is: https://lamasbelladelasmentiras.wordpress.com/2011/04/28/el-gran-inquisidor-la-iglesia-interpela-a-cristo/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: