Las dos caras de Carmen Machi

AndreaCaña

Carmen Machi es una excelente profesional. No solo brilla en papeles cómicos, también borda los melancólicos. Ha confesado amar por igual la comedia y el drama. De hecho la madrileña confesó a Telecinco: “La felicidad agota, aburre. Yo tengo un punto casi pesimista. Cuando todo me está saliendo bien me entra un miedo atroz porque pienso que algo malo tiene que ocurrir”.

En Falstaff Machi muestra un genial sentido de la comedia así como un estupendo manejo de lo dramático. Desde aquí os animamos a contemplar la maravillosa adaptación que Andrés Lima ha hecho de esta obra. Y por si todavía no estáis lo suficientemente convencidos, a continuación os mostramos las dos caras de Carmen. Su sola interpretación merece vuestra presencia.

Su lado cómico

Su lado melancólico

Published in: on 08/04/2011 at 6:19 pm  Comments (1)  
Tags: , , , ,

Carmen Machi, la reina de la ficción

AndreaCaña

Ingeniosa, inteligente, peculiar y salerosa, Carmen Machi lleva más de diez años cosechando éxitos. Lo ha hecho subida a un escenario pero también en un plató de televisión. En “Falstaff” la actriz nos muestra su maravillosa faceta teatral, aunque en “la más bella de las mentiras” no hemos querido dejar de hablar de su más que conocida faceta televisiva.

Desde los diecisiete años  la madrileña se ha dedicado a la que confiesa es su pasión, el teatro. El director de castings Luis San Narciso fue quien, en una representación teatral, descubrió ese otro lado de la actriz, su lado televisivo. Poco después le ofrecería pasar a formar parte de la serie “7 vidas”. Es entonces cuando la carrera de Machi se dispara. Su personaje, Aída, pasará de ser un personaje secundario a asumir un papel protagonista. Carmen se convierte entonces en una de las grandes de la ficción española.

Los excelentes datos de audiencia cosechados por “7 vidas” plantearán la producción de una nueva serie. Aída se convierte ahora en el personaje principal del nuevo proyecto de Globomedia. El sitcom presenta la historia de una limpiadora que hará lo imposible por sacar adelante a su familia. Alcohólica, desgraciada y emotiva Aída engatusó a la audiencia y pronto se convirtió en líder de su cadena.

Nueve años después la madrileña decide abandonar la serie. La actriz quiere volcarse de nuevo en el teatro: “El teatro es básico para mí. No sólo porque es algo irrepetible, mágico y que te da mucha libertad, también porque es una manera de vivir. En televisión, te recoge un coche y vas de casa al plato y del plato a casa, no pasas por la vida. El teatro es todo lo contrario y, además, como sales de gira, te das unos homenajes gastronómicos…Y luego, sales al escenario y eres el dueño, mientras que en el mundo audiovisual eres el último que decide”.

Para consuelo de algunos la actriz regresa a Telecinco. De momento tiene pactados tres capitulos, no están todavía definidos las entregas en las que participará. Esperamos que su regreso sea definitivo, y esque “Aída” sin Aída no es lo mismo. Nos alegramos y aplaudimos su decisión.

Los teatros enmudecen a su paso. Su sola presencia vende ¿Hace falta decir más?, Nuestra Carmen tiene duende.

Published in: on 07/04/2011 at 8:22 pm  Comments (5)  
Tags: , , , , , ,

Otros que jugaron a ser Falstaff

María Cappa

Falstaff no es un personaje exclusivo de Andrés Lima. Otros, a lo largo de la historia, se han visto fascinados por el carisma y el carácter tan eminentemente teatral del personaje más omnipresente de Shakespeare. Hoy os mostramos quiénes han querido jugar a ser un gordo, descarado, y hedonista amigo de reyes en las sombras.

ORSON WELLES

1.- A mediados de la década de los 60 este genio audiovisual dirigió y protagonizó Chimes At Midnight. A ver si reconocéis a nuestro protagonista

2.- Tres años más tarde, denido al éxtio rotundo que tuvo su película, y en especial, su personaje acudió al show de Dean Martin para jugar a convertirse en Falstaff en directo. Una lección de interpretación en algo más de 5 minutos. Magistral.

ANTHONY QUAYLE

Enrique IV, 1979. El reconocido actor Anthony Quayle no quiso dejar pasar la oportunidad de darle otro motivo más a quienes reconocían su talento. Decidió jugar a ser Falstaff y el resultado… bueno: ver, oír y callar.

ENRIQUE V

Falstaff no era un personaje aislado, secundario aunque difícil de olvidar, de una sola obra. Dicen que la Reina Isabel I estaba embelesada con este rechoncho caballero. Tanto es así, que casi obligaba al genio de la pluma a “poner un Falstaff en su vida”. Aquí os muestro una escena de Enrique V, para que no penséis que os miento.

A %d blogueros les gusta esto: