Noches blancas. Teatro intelectual para almas sensibles.

 
La noche. La niebla.

María Cappa

San Petersburgo. Finales del s. XIX. Un hombre cuya única compañía es la soledad. Una mujer que espera porque no puede olvidar. La niebla cubre la calle en mitad de una noche tranquila. Se ven. Ella lo esquiva. Aparece un extraño, borracho, agresivo, que trata de atacarla. Él la defiende. Así se conocen. Así se enamora de ella.

Dos actores se enfrentan, con apenas un banquito como escenografía, a una obra en la que no pasan más que palabras… Así concebía Dostoievski la literatura. Así han querido plasmarlo en Réplika Teatro. La fuerza de la pieza se basa en un lenguaje lleno de símbolos, de metáforas, de emociones. La fuerza de los actores se basa en su mirada, en sus gestos, en lo que no se ve pero resuena con más intensidad.

Los escritores rusos nunca se han caracterizado por vender historias idílicas. Pushkin, como padre del Realismo, los enseñó a plasmar la realidad tal y como viene. Sin adornos, sin luces de colores. El hombre es un ser lleno de sombras, de desesperanzas, de miedos, de traumas. Y así lo reflejan sus literatos. Noches Blancas es Dostoievski. Tanto por la fuerza de la descripción como por el desenlace trágico de la historia.

Noches Blancas.

Solo por sentir desde el estómago a uno de los genios de la literatura rusa, por revivir cómo debía ser asistir a una representación teatral allá por 1870 en el país que vio nacer a Stanislavski, recomendamos esta obra. Aunque este resulte un argumento de peso para convencer a cualquiera que lo lea, os contamos que tras esta representación  Réplika Teatro ofrece, por el mismo precio, el maravilloso monólogo contenido en Los hermanos Karamazov llamado El Gran Inquisidor. Para leer su crítica solo tenéis que esperar hasta mañana…
Anuncios

Noches Blancas / El Gran Inquisidor

Paola García

Esta semana os proponemos dos obras en una: Noches Blancas y El Gran Inquisidor, de Dostoievski .  Se trata de dos puestas en escena, dos directores distintos y dos compañías que nos acercan al universo dostoievskiano con dos caras: al amor y su imposibilidad a través de la adaptación de Noches Blancas y a la duda y la libertad mediante el monólogo El Gran Inquisidor de los hermanos Karamazov. La obras se representan una tras otra con una única entrada.

 

Teatro Réplika (Pedro Justo Dorado Dellmans, 8.)

Intérpretes: Raúl Chacón y Lorena Roncero / Alicia Sánchez y Enrique Alcides

Entradas: atrápalo.com

Hasta el 1 de mayo

Noches Blancas
Adaptación y dirección: Jaroslaw Bielski
Reparto: Raúl Chacón y Lorena Roncero
Compañía: Réplika Teatro

El Gran Inquisidor 

Dirección: Boris Rotenstein

Reparto: Alicia Sánchez y Enrique Alcides
Compañía: Teatro del Mundo

 

A %d blogueros les gusta esto: